Proyecto

Este proyecto es una iniciativa independiente del colectivo Sitios de Memoria Uruguay con el apoyo de organizaciones emblemáticas en la lucha por memoria, verdad, justicia y reparación.

Los objetivos del proyecto son identificar, visibilizar y disponibilizar la información sobre aquellos lugares desde donde se organizaron y cometieron delitos de lesa humanidad durante el accionar ilegítimo del Estado (1968 - 1973) y la dictadura cívico-militar en Uruguay (1973-1985).

A través del acceso a la información sistematizada y disponible, el proyecto busca generar herramientas para favorecer la comunicación intergeneracional, la educación y la investigación.

Para lograr estos objetivos, en primer lugar se recopiló durante 2018 y 2019 información que se encontraba dispersa, en  a investigaciones, publicaciones y audiovisuales producidos desde la recuperación de la institucionalidad democrática. En algunos casos, dado que no existía información previa o suficiente, se realizaron investigaciones propias, a través de entrevistas, revisión bibliográfica y visitas a los lugares para su relevo fotográfico.

Esta recopilación de datos, fotografías y recursos se  busca que pueda disponerse ampliamente a través de diferentes productos , dentro de los cuales se encuentra este sitio web desarrollado desde agosto de 2019 y en actualización permanente.

Criterios para la clasificación de los lugares referenciados

La clasificacioón utilizada intenta organizar el panorama complejo constituido por las distintas redes y circuitos represivos, los que fueron operados principalmente por los mandos de las Fuerzas Conjuntas y de los organismos de inteligencia. Como se ha expresado en varios estudios históricos y sociales, la represión fue especializándose y sistematizando durante los 17 años que van desde 1968 a 1985.

  • Centros de Detención y Tortura, a aquellos lugares que fueron utilizados sistemáticamente con instalaciones especialmente construidas o adaptadas para alojar personas secuestradas. En esta categoría se incluyen principal pero no exclusivamente Batallones, Cuarteles, Destacamentos y otras unidades militares que funcionaron durante la dictadura civico militar y los años previos, como centros represivos de secuestro y tortura de hombres y mujeres.
  • Centro de Detención y Tortura - Hospital, se han identificado dos centros de salud, el Hospital Militar (en particular la sala 8) y el Hospital Vilardebó (salas y celdas de contención). Allí se prolongaba la tortura física y/o psicológica de prisioneras/os o se estabilizaba de las secuelas graves muchas veces para retornar los centros de detención y tortura.
  • Centros Clandestinos de Detención y Tortura, son aquellos lugares que reúnen como característica especial la clandestinidad y el secreto sobre el uso de sus instalaciones y operativa. Se incluye principal pero no exclusivamente en esta categoría locales de grupos vinculados a la gestión de los organismos de inteligencia policial y militar (DNII, SID, OCOA, DIPRE).
  • Cárcel de presos/as politicos/as (adultos o adolescentes), son aquellos lugares donde permanecieron detenidas personas procesadas por la justicia civil  o militar en cumplimiento de medidas prontas de seguridad, o en los procesamientos de la justicia militar que determinó estos procesos entre 1972 - 1985.
  • Lugar de hallazgo de restos humanos, se identificaron 4 lugares en que se recuperaron e identificaron restos de detenidos desaparecidos. Uno de ellos es el lago del Rincón del Bonete donde en marzo de 1973 se intentó fondear  el cuerpo del estudiante Roberto Gomensoro, fallecido en la tortura y cuya identificación se logra recién en setiembre del 2002 . Otros dos lugares corresponden a unidades militares pertenecientes al ejército (Batallón de Infantería 13 y Batallón de Infantería 14) y el cuarto es la chacra que fue operada por la Fuerza Áerea en la zona de Pando.
  • Punto de apoyo, lugares que en forma excepcional mantuvieron personas detenidas en regímenes legales o ilegales en el marco de operativos como apoyo logístico a distintas fuerzas represivas siendo controlados por estas.

En la primera etapa del proyecto se confeccionó el listado de lugares, los cuales se pueden visualizar como tabla o mapa georreferenciado, así como las fichas de cada lugar.  Al georreferenciar estos lugares notamos que la mayoría de ellos continúan manteniendo su función represiva, ya sea reconvertidos en cárceles para presos sociales o adolescentes en conflicto de la ley penal o siendo base de fuerzas militares y policiales. En otros casos puntuales, los lugares apropiados por fuerzas represivas fueron recuperados en la transición democrática por sus dueños originales. Un ejemplo de esto son los locales sindicales del SUNCA y UNTMRA, y algunas de las casas apropiadas a militantes políticos.

Al consignar en esta etapa las funciones actuales de cada uno de los lugares que fueron utilizados para la detención y la tortura durante la dictadura se constató la permanencia o la reconversión represiva de la mayoría de estos. Este hecho abre interrogantes sobre la actualidad de los impactos simbólicos de la violencia en el territorio y las comunidades, en un país donde la influencia de la impunidad, el negacionismo, y el desconocimiento ha impedido la transformación de las marcas territoriales represivas, las que en su mayoría mantienen su carga simbólica.

Los ajustes o desarrollos que estén vinculados al surgimiento de nuevos testimonios, investigaciones y de la movilización organizada de personas e instituciones permitirá recabar nuevas informaciones que completen el panorama sobre el accionar represivo.